FLORA

La flora es rica y variada, en la parte baja hay una gran abundancia de mezquite, árbol de la familia de las leguminosas, con una altura de asta 15 metros. El fruto es una vaina que varía de tamaño, color y sabor. Su madera es de color rojo brillante y muy dura. El guamúchil, árbol espinoso de la familia de las leguminosas que alcanza hasta 25 metros de altura; su fruto es una vaina angosta y encorvada, pulpa blanca, rosada o roja que es comestible. Por la ribera del río se dan gran cantidad de sauz y sabinos, en explanadas y colinas el huizache y el huizcolote, y en las huertas el nopal y árboles frutales de tipo mediterráneo como naranjo, limón, aguacate, toronja, lima, mandarina, guayaba, durazno y tropicales como mango, plátano, ciruelo y granado.

En las partes altas de la sierra se encuentran dos tipos de coníferas: pino, pinabete, roble, encino, madroño y cedro, muy apreciados por su madera. En lugares intermedios se dan en alta proporción el tepehuaje, el tapame, el ozote, el ocotillo, el granjero y el mimbre, estimados como forraje para el ganado.